Adventistas del séptimo día antitrinitarios

En años recientes, un número de publicaciones antitrinitarias han aparecido en la iglesia adventista, como por ejemplo:

Fred Allaback, No New Leaders… No New Gods;

Lynnford Beachy, Did they Believed in the Trinity;

Rachel Cory-Kuehl, The Persons of God

Allen Stump, the Foundation of our Faith; and others

El tenor de todas estas publicaciones es que la “iglesia como un todo rechazaba la doctrina de la Trinidad, y no fue hasta muchos años después de la muerte de Elena White que la iglesia adventista cambió su posición con relación a la Trinidad” (Lynnford Beachy, Did they Believed in the Trinity, 1966).

La doctrina de la Trinidad es vista como “el Omega de la apostasía doctrinal dentro de la denominación adventista del séptimo día.”( Fred Allaback, No New Leaders... No New Gods, pág. 38.)

Por tanto, para permanecer fieles a Dios, ellos exigían retornar a la fe de los pioneros y rechazar la Trinidad.

Aparte de unos cuantos argumentos bíblicos, la mayoría de los argumentos avanzados para promover esta idea son históricos; con la atención puesta en los pioneros y Elena White:

“Todos nuestros pioneros, incluyendo a Elena White fueron antitrinitarios”. (Fred Allaback, No New Leaders… No New Gods)

Respuesta: Es cierto que al principio los pioneros expresaron su entendimiento de la Deidad en términos antitrinitarios. El antitrinitarismo en ese tiempo se basaba en 3 ideas principales: 1) Hubo un tiempo cuando Cristo no existía. 2) Cristo recibió la Deidad del Padre, y por tanto era inferior a él. 3) El espíritu Santo no es la tercera persona de la Deidad, sino solamente el poder o la influencia de Dios y Cristo.

Todas estas ideas fueron originalmente mantenidas por los pioneros. Sin embargo, es también un hecho histórico que la comprensión de estos pioneros cambió a través del tiempo. Por ejemplo:

A-En 1846, Jaime White se refirió al antiguo credo trinitario no Escritural que Jesús es el eterno Dios,( The Day Star, enero 21, 1846).

Pero en 1876 escribió que: “los adventistas del séptimo día mantienen la Deidad de Cristo tan cerca con los trinitarios que nos paramos de juzgar aquí”.( Review & Herald, octubre 12, 1876).

Y un año después declaró su creencia de la igualdad del Hijo con el Padre y condenó cualquier posición como errónea que “hace a Cristo inferior al Padre”. (Review & Herald, noviembre 29, 1877).

B- Originalmente, Urías Smith y otros enseñaban que Cristo fue el primer ser creado. Luego adoptó la posición de que Cristo era el unigénito no creado.

C- En 1896, W.W. Prescott escribió: “Como Cristo nació dos veces, una vez en la eternidad, el unigénito Hijo del Padre, y otra vez en la carne, de este modo, uniendo lo divino con lo humano en el segundo nacimiento, así que nosotros que hemos nacido una vez ya en la carne, estamos para tener el segundo nacimiento habiendo renacido en el espíritu”.( Review & Herald, abril 14, 1896).

23 años después en la Conferencia Bíblica de 1919 durante una discusión sobre la Deidad de Cristo admitió: “Yo estaba en el mismo lugar que el hermano Daniels y había enseñado las mismas cosas (que Cristo era el principio de la obra creadora de Dios, que hablar de la tercera persona de la Deidad o Trinidad era herética) por autoridad y sin hacer mi propio pensar o estudio, yo supongo que estaba en lo correcto, pero encontré algo diferente”. Transcripciones de la Conferencia Bíblica, julio 6, 1919.

Cuando hizo la pregunta ¿Podemos creer en la deidad de Cristo sin creer en la eternidad de Cristo? Uno de los participantes contestó: “Me la he hecho por años”. A esto Prescott replicó: “Esa es la misma posición que hemos usado en términos en que acomodando el sentido no hay realmente armonía con las enseñanzas de las Escrituras. Creímos por mucho tiempo que Cristo era un ser creado, a pesar de lo que dicen las Escrituras. Yo digo esto que pasando por alto la experiencia que ha pasado por mí en este asunto, este uso acomodaticio de términos que hace la deidad sin eternidad, no es mi concepto ahora del evangelio de Cristo. Pienso que queda corto toda la idea expresada en las Escrituras y nos deja, no con la clase de Salvador que creo ahora, sino una especie de un ser semihumano. Como lo veo, la deidad envuelve la eternidad. La misma expresión la involucra, tu no puedes leer las Escrituras y tener la idea de la deidad sin eternidad.”( Transcripciones de la Conferencia Bíblica, julio 6, 1919).

Como podemos ver, los pioneros no estaban cerrados a una partícular interpretación. Cuando vinieron nuevas comprensiones, cambiaron sus posiciones, aunque les tomó mucho tiempo. Además debemos notar que algunas de sus posiciones como la que involucraba la Trinidad eran erróneas, enseñaban que la Trinidad era 3 personas en una, o de que Jesús y el Padre eran uno y el mismo.

Otro concepto erróneo fue la idea de que la Trinidad enseña la existencia de 3 dioses; muchos también sostuvieron la posición de que la creencia en la Trinidad disminuiría el valor de la expiación. Ejemplo: Si Cristo era Dios con existencia propia, no podría haber muerto en el Calvario. Si sólo su humanidad murió, entonces su sacrificio fue sólo un sacrificio humano.

Estos conceptos erróneos contribuyeron al rechazo de la Trinidad.

•Sólo después de la muerte de Elena White, fue que se introdujo a la iglesia la doctrina de la Trinidad. (Fred Allaback, No New Leaders… No New Gods, pág. 11).
Respuesta: Los hechos históricos claramente contradicen esta declaración. Como ya se ha indicado, en 1897 y 1898, Elena White enseñó que “En Cristo hay vida original, que no proviene ni deriva de otra”. (Mensajes Selectos, tomo 1, pág 348).

Esto sólo puede ser cierto si era Dios en el más alto sentido y no derivaba su existencia del Padre.

Con relación al Espíritu Santo, enseñó a los estudiantes de Avondale Collage en 1899 lo siguiente:

Necesitamos comprender que el Espíritu Santo, que es una persona así como Dios es persona, anda en estos terrenos (Manuscrito 66, 1899. [Extracto de un discurso dado a los alumnos del Colegio de Avondale, Australia.] ).

El Espíritu Santo es una persona, porque testifica en nuestros espíritus que somos Hijos de Dios. Cuando se da este testimonio lleva consigo su propia evidencia. En esas ocasiones creemos y estamos seguros de que somos los Hijos de Dios. . .

El Espíritu Santo tiene una personalidad, de lo contrario no podría dar testimonio a nuestros espíritus y con nuestros espíritus de que somos Hijos de Dios. Debe ser una persona divina, además, porque en caso contrario no podría escudriñar los secretos que están ocultos en la mente de Dios. "Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios" (1 Cor. 2: 11) (Manuscrito 20, 1906).

El príncipe del poder del mal puede ser mantenido en jaque únicamente por el poder de Dios en la tercera persona de la Deidad, el Espíritu Santo (Special Testimonies, Serie A, Nº 10, pág. 37. Año 1897).

(El Evangelismo, págs. 447-448)

En el contexto de la crisis de Kellog en 1905 Elena White escribió una advertencia a los obreros conectados con la obra médica en la cual ella, sin ambigüedad apoyaba la doctrina de la Trinidad:

Evangelismo, pág. 446

El Padre es toda la plenitud de la Deidad corporalmente, y es invisible para los ojos mortales.

El Hijo es toda plenitud de la Deidad manifestada. La Palabra de Dios declara que él es "la imagen misma de su sustancia" (Heb. 1: 3). "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3: 16). Aquí se muestra la personalidad del Padre.

El Consolador que Cristo prometió enviar después de ascender al cielo, es el Espíritu en toda la plenitud de la Deidad, poniendo de manifiesto el poder de la gracia divina a todos los que reciben a Cristo y creen en él como un Salvador personal. Hay tres personas vivientes en el trío celestial; en el nombre de estos tres grandes poderes -el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo- son bautizados los que reciben a Cristo mediante la fe, y esos poderes colaborarán con los súbditos obedientes del cielo en sus esfuerzos por vivir la nueva vida en Cristo (Special Testimonies, Serie B, Nº 7, págs. 62, 63. Año 1905).

Sólo alguien que creyera en la doctrina de la Trinidad, podía hablar de tres personas vivientes en el trío celestial. Los antitrinitarios no usarían tal lenguaje.

Además, su valiente declaración sobre la Trinidad tomó a muchos por sorpresa.

M. L. Andreasen recuenta: “Recuerdo cuan asombrado estábamos cuando fue publicado por primera vez el Deseado de Todas las Gentes, porque contenía algunas cosas que creíamos eran increíbles. Entre otras cosas, la doctrina de la Trinidad, la cual no era generalmente aceptada por los adventistas de entonces”. (The Doctrine of the Trinity in the Seventh Day Adventist Denomination, pág. 20).

Durante el año 1909, Andreasen pasó 3 meses en Elmshaven donde pudo mirar los manuscritos escritos por ella. El escribió: “En su propio manuscrito ví las declaraciones que yo estaba seguro que ella no había escrito, que no podría haber escrito. Especialmente cuando fui golpeado con la nueva cita, ahora familiar del Deseado de Todas las Gentes pág. 489 “En Cristo hay vida original, que no proviene ni deriva de otra.”

Esta declaración en ese tiempo fue revolucionaria y me obligó a una completa revisión de mi posición y de la denominación sobre la Deidad de Cristo.” (Testimony of M.L Andreasen, octubre 15, 1953).

Esto, claramente tomó lugar mucho antes de la muerte de Elena White (la cual fue en 1915). De este modo, la acusación de que sólo después de la muerte de Elena White fue introducida en la iglesia la doctrina de la Trinidad, no tiene fundamento.

•El libro El Evangelismo ha sido manipulado para apoyar la Trinidad.
( Fred Allaback, No New Leaders… No New Gods, pág. 69-70).

Respuesta:

Los cambios editoriales que se encuentran en el libro El Evangelismo, no alteran el significado de las declaraciones. Dos ejemplos debieran ser suficientes para probar el punto:

Necesitamos comprender que el Espíritu Santo, que es una persona así como Dios es persona, anda en estos terrenos (Manuscrito 66, 1899. [Extracto de un discurso dado a los alumnos del Colegio de Avondale, Australia.] ).

(El Evangelismo, pág 447).

Fred Allaback reclama el hecho de que la oración en el libro El Evangelismo comienza en el medio de la oración original y de que la coma después de la palabra “terrenos” es reemplazada por un período, cambiando el significado de la declaración. Además identifica al Espíritu Santo con el Señor Dios y rechaza aceptar que hay dos personas referidas en esta cita. De hecho, en su folleto, da al Espíritu Santo tres identidades separadas o distintas en un vano intento de probar que no tiene existencia personal.

Identifica al Espíritu Santo con Cristo, luego identifica al Espíritu Santo con el Padre, y más adelante identifica al Espíritu Santo con los ángeles.

La Inspiración dice:

b- El Padre es toda la plenitud de la Deidad corporalmente, y es invisible para los ojos mortales.

El Hijo es toda plenitud de la Deidad manifestada.

El Consolador que Cristo prometió enviar después de ascender al cielo, es el Espíritu en toda la plenitud de la Deidad, poniendo de manifiesto el poder de la gracia divina a todos los que reciben a Cristo y creen en él como un Salvador personal. Hay tres personas vivientes en el trío celestial; en el nombre de estos tres grandes poderes -el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo- son bautizados los que reciben a Cristo mediante la fe, y esos poderes colaborarán con los súbditos obedientes del cielo en sus esfuerzos por vivir la nueva vida en Cristo (Special Testimonies, Serie B, Nº 7, págs. 62, 63. Año 1905).

En esta cita, Fred Allaback dice que significa que hay un trío de 3 dioses vivientes en la familia divina. Es triste ver cuán perfectamente simple es la oración en español reinterpretándola con un sentido diferente a lo que realmente dice.

•La Trinidad es una doctrina pagana.( Fred Allaback, No New Leaders… No New Gods, pág. 71).

Respuesta:

La doctrina de la Trinidad está basada en las Escrituras, no en religiones paganas de humana filosofía. Similares constelaciones de tríadas en otras religiones, tales como:

Brahma, Siva y Vishnu del Hinduismo.

Osiris, Isis y Horus en la religión egipcia.

Nimrod, Ishtar y Tamuz en Babilonia.

Estas tríadas se basan en el concepto familiar de padre, madre e hijo, lo cual no es el caso en la religión cristiana. Si hay un paralelismo en todos, sería una evidencia de la falsificación satánica que se encuentra en el libro de Apocalipsis 16 (del dragón, la bestia y el falso profeta).

•La doctrina de la Trinidad es de origen católico.( Fred Allaback, No New Leaders… No New Gods, pág. 47).

Respuesta:

El registro histórico nos da un cuadro diferente. Aunque el concepto de la Trinidad es Escritural, la doctrina fue formulada en el Concilio de Nicea en el año 325 d.C.

El Concilio convocado por el emperador Constantino, se reunió en Nicea (Asia Menor) para tratar con la controversia arriana.

De los 318 obispos, sólo 6 venían del occidente, y el resto venían de las iglesias orientales donde el obispo de Roma tenía muy poca influencia. El mismo obispo de Roma no estuvo presente, pero envió dos sacerdotes que lo representaran. Esto claramente contradice el reclamo de que la Trinidad es una doctrina de origen católico.

Resumen.

Los primeros pioneros adventistas fueron antitrinitarios. A finales del 1890, Elena White publicó artículos y libros donde hizo fuertes declaraciones apoyando el concepto de la Trinidad, aunque nunca usó la palabra “Trinidad”.

Ya que muchos en la iglesia se opusieron a ello, más de 3 décadas se tomaron para que la iglesia en general aceptara la doctrina.

En 1931, el anuario adventista contenía una declaración de 22 creencias fundamentales, una de las cuales era la Trinidad.

En 1980 en Dallas, las creencias fundamentales fueron reiteradas de que hay un Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo, una unidad de 3 personas coeternas.

Los adventistas modernos que se oponen a la Trinidad buscan recuperar la herencia de sus pioneros con referencia a la Trinidad.

Creen que sólo después de la muerte de Elena White, la doctrina de la Trinidad entró a la iglesia y que sus libros fueron manipulados y cambiados.

Como hemos visto tales evidencias no apoyan esas acusaciones.

Mientras que la Trinidad es un misterio divino y ningún mortal podrá entenderla plenamente, las Escrituras claramente indican la igualdad y la coexistencia eterna de las 3 personas de la Deidad. Mientras que la razón humana no puede entenderlo, por fe podemos creerlo.

Que Dios nos bendiga.