¿Quién es mi Prójimo?

 

Cuando alguien le preguntó a Jesús: “¿Y quién es mi prójimo?” (Lucas 10.29b), el Maestro se limitó a narrar la parábola del buen samaritano… ¿Recuerdan?
Esta historia explicaría por sí sola el significado de “amarás a tu prójimo como a ti mismo”.
Sin embargo, el asunto no parece tan claro hoy en día.
La mayoría de las versiones castellanas modernas de la Biblia prefieren traducir con el vocablo “prójimo” toda una serie de ideas afines y de aplicaciones originalmente expresadas en hebreo que indican proximidad.*
Pero según las acepciones actuales “prójimo” es “cualquier persona con respecto a otra”, “un semejante”, “el otro”, “una persona diferente, distinta, de alguna manera ajena”.
Es curioso descubrir que la palabra “prójimo” tiene la misma raíz latina que “próximo” (proximum).** El "próximo", según los diccionarios, es el que está muy cerca; sinónimo de anterior, posterior, contiguo, vecino, pariente, allegado…
Parece ser que prójimo, con el tiempo, se distanció, hasta independizarse, de próximo, tanto en la grafía, como en el concepto, y quizás hasta en la práctica.***
“¿Quién … te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones?” (Lc. 10.36).
El buen samaritano no siguió de largo, pero tampoco se lanzó a perseguir y castigar a los ladrones, no arremetió contra la indiferencia de los religiosos ni pregonó su acto de misericordia. Simplemente, como era un buen hombre, y estaba cerca, hizo lo que hubiera querido que hicieran consigo mismo.
NOTAS:
*Las palabras hebreas que se traducen como “prójimo” encierran también los conceptos de: amigo íntimo; amado; marido; compañero; proximidad geográfica o física; alguien que ha actuado de modo apropiado. [Nuevo diccionario bíblico Certeza, 1997]
**De hecho, en las versiones más antiguas, como la Biblia del Oso, traducción de Casiodoro de Reina de 1569, no aparece todavía la palabra “prójimo”, se usa en cambio 149 veces el vocablo “proximo”. Mas adelante en el tiempo, la versión Reina-Valera de 1960 –por elegir una versión muy conocida– ya repite en su lugar (107 veces) la palabra “prójimo”.
***La letra x y j representaban en la ortografía medieval dos fonemas distintos. A partir del siglo XVI, evolucionaron hacia el fonema moderno correspondiente a j. Así pronunciamos y escribimos hoy dijo, en vez de dixo.
Lucas 10.36 en diferentes versiones de la Biblia:
“quis horum trium videtur tibi proximus fuisse illi qui incidit in latrones.” Vulgata
 
“Quien pues de estos tres te parece q̃ fue el proximo de aquel que cayó en ladrones?”
Biblia del Oso, 1569.
“¿Quién, pues, de estos tres te parece que fué el prójimo de aquél que cayó en manos de los ladrones?” Reina-Valera 1909 (RV1909)
“Pues bien, ¿cuál de esos tres te parece que se hizo prójimo del hombre asaltado por los bandidos?” Dios habla hoy (DHH)