EL DILUVIO.

 

Investigado por Ramón Romero hijo.

Ya en temas pretéritos hemos conversado un poco acerca del sistema general de los antediluvianos. Hemos examinado tópicos de suma importancia para tener una idea clara de todo el contexto del así llamado Diluvio. Ya de antemano sabemos que los antediluvianos tenían tecnología, como dice el Espíritu de Profecía, "cosas que no se ven en el tiempo moderno". Pero ya esta secuencia tiene su fin en el relato bíblico del Diluvio, desde el cap. 6 cuando empieza hablando de los antediluvianos, y luego en los cap. 7-8 el Diluvio, hasta el cap. 9 cuando Dios establece su pacto con Noé y toda su descendencia. Entonces ahí comienzan nuestras interrogantes... ¿Sabemos en realidad lo que ocurrió en el Diluvio? ¿Tenemos un registro certero de cómo pasaron estos acontecimientos de tal magnitud para hacer temblar a los hombres de aquella época? ¿Qué me puede decir con respecto a este enigma?

Antes de adentrarnos a este tema profundo, es bueno dejar claro unos cuantos tópicos de suma importancia con respecto al Diluvio. Pregunta: ¿Existió el Diluvio?

La historia del relato del Diluvio se encuentra en diversos documentos y libros de todas las culturas. Mandarín, Sánscrito, Inglés, etc. Lo único que cambia ocasionalmente es el nombre de Noé.

Existen más de 200 relatos con respecto al Diluvio:

Ø 95%-Mencionan un Diluvio Universal.

Ø 88%-Informan que hubo una familia favorecida.

Ø 73%-Declaran que personas sobrevivieron en una embarcación.

Ø 70%-Involucran Animales.

Ø 67%-Dicen que los animales se salvaron.

Ø 66%-Dicen que la causa del Diluvio fue la maldad del hombre.

Ø 57%-Informan que los sobrevivientes desembarcaron en una montaña.

Según el relato de la Biblia, nadie creía en la declaración de que vendría sobre la tierra un Diluvio de aguas. Es lógico creer que fueron estos científicos de la antigüedad que llegaron a tales conjeturas. Ahora la pregunta que surge es: ¿Qué motivo a aquellas personas a determinar que sería imposible que lloviera de la manera en que Noé, por inspiración divina, predicaba?

El 1 cap. De Génesis habla acerca de una cúpula de agua o atmósfera que Dios creó alrededor de la tierra. Al describir las aguas sobre el firmamento, la Biblia sugiere que antes del Diluvio había una cúpula de vapor de agua alrededor de la tierra, parecido a nubes espesas de lluvia que ayudaban a moderar el clima y a proteger la tierra.

La idea de una cúpula de agua alrededor de la tierra, suena un tanto extraña. Pero estas cúpulas de agua son muy comunes en los planetas del sistema solar. Júpiter y Saturno, todos tienen una gruesa capa de gas alrededor. Directamente la cúpula de vapor pudo haber descargado unos 13 mt. De agua. Además las erupciones constantes de aguas debajo de la tierra causaron lluvias constantes que aligeraron conforme se desarrollaba el tipo de clima que hoy conocemos.

Expertos han comprobado que las aguas del Diluvio provinieron de tres partes:

1. Las fuentes debajo de la tierra se reventaron.
2. La cúpula de agua alrededor de la tierra.
3. Las aguas de los océanos, mares y ríos, que se desbordaron.

Y ahora surge la Pregunta: ¿Cómo ocurrió el Diluvio?

El Walter Brown, Profesor Emérito de Física del Pentágono nos dice lo siguiente:

"En nuestro planeta encontramos 17 fenómenos extraños que ahora se pueden explicar sistemáticamente. Como resultado de una inundación cataclísmica, cuyas aguas erupcionaron de las cámaras subterráneas con un escape de energía que sobrepasaron los 10 mil millones de bombas de hidrogeno. Esta explicación demuestra la rapidez con la que se formaron las montañas más altas. También explica los depósitos de carbón y petróleo y el rápido desplazamiento continental. Muestra porque en el suelo del océano hay inmensos precipicios y cientos de volcanes y abismos. También explica la formación de estratos y la mayoría de los fósiles, de los mamuts congelados, de la llamada edad de hielo. Y los principales cañones de tierra, como podemos constatar en el gran cañón.


La tierra antes del diluvio era una sola masa continental cubierto por exuberante vegetación. Las montañas eran más pequeñas que las de hoy, tal vez de algunos 3 mil mt. De altura. De acuerdo a la teoría de la hidroplaca, la tierra antes del diluvio tenía mucha agua subterránea (Gen. 2: 5, 6). La mitad de la que ahora esta en los océanos. Esta agua se hallaba en cámaras interconectadas formando una delgada capa esférica, de algunos 800 mt. De espesor. Tal vez a unos 16 km. De la superficie de la tierra. una creciente presión en el agua expandió la corteza exactamente como pasa cuando un globo se infla. El regescrajamiento de la tierra comenzó con una microscópica grieta que creció en ambas direcciones a unos 5 km. Por segundo. La grieta buscando el sitio de menor resistencia circunvaló el globo en menos de 2 hr. Conforme la grieta se abría alrededor de la tierra, la corteza de rocas que la cubría se desgarró como una tela demasiado estirada. El agua subterránea estaba bajo extrema presión debido al peso de los 16 km. De tierra que tenia sobre sí. Así, el agua explotó violentamente por la ruptura. Por esta rotura global, fuentes de aguas salieron disparadas hasta alcanzar los casi 32 km. De altura. La enorme precipitación provocó lluvias torrenciales. La Biblia nos dice que todas las fuentes subterráneas se reventaron en un día (Gen. 7: 11), y describe estos acontecimientos de hace 5 mil años, los cuales podemos unir ahora científicamente. Parte del agua que alcanzó la fría estratosfera se transformó en cristales congelados produciendo una masiva descarga de hielo que enterró, sofocó e instantáneamente congeló a muchos animales, tales como el mamut. La enorme presión del agua que salía erosionó la roca a ambos lados de la grieta, produciendo increíbles volúmenes de sedimento y lodo sobre la tierra. Esto produjo que plantas y animales quedaran sepultadas bajo este sedimento formando el registro fósil. Esta erosión abrió aun más la grieta, a la larga la apertura se abrió tanto que la roca comprimida debajo de la cámara subterránea se levanto hacia arriba creando la cordillera interoceánica. Las placas continentales o hidroplacas todavía con agua debajo de ellas se resbalaron, alejándose de la cordillera interoceánica que se levantaba. Las masivas placas continentales, en lenta aceleración, alcanzaron velocidades de hasta 70 km. Por hr. Entonces encontraron resistencia, se comprimieron y se doblaron, como pasa con una hoja de papel cuando la comprimes. Las porciones de la hidroplaca que se doblaron hacia arriba formaron las montañas y las que se doblaron hacia abajo los grandes abismos. Es por eso que las grandes cordilleras se encuentran paralelas a las cordilleras marinas de las cuales se deslizaron.

Después que aconteció todo esto, Dios estableció un pacto con Noé que nunca más destruiría la tierra con aguas, y mostró un arco. ¿Sabemos algo acerca de la procedencia de este Arcoiris?

Según Gene Faulstich, fundador del instituto de investigación de cronología, concordó, a través de la tecnología, que Noé entró en el arca un Domingo 14 de Mayo del 2345 a.C. Si examinamos el cielo de ese año, encontramos que ese día hubo un eclipse solar, al amanecer. Con esta prueba, es fácil deducir que al sol redoblar sus rayos por el horizonte fácilmente se pudo haber creado una Arcoiris que circunvalo el globo.

En sí, ¿Cuánto tiempo duró Noé y su familia dentro del Arca?

v Entrada de Noé al Arca (Gen. 7: 7).

v Espera en el Arca: 7 días (Gen. 7: 10).

v Comienzo del Diluvio (Gen. 7: 11).

v Subida de las aguas durante 40 días (Gen. 7: 12-17) - Incluidos en 150 días.

v Duración del Crecimiento de las aguas (Gen. 7: 24).

v Decrecimiento de las aguas que se aquietan. El arca flota sin avanzar (Gen. 8: 3-4).

v Decrecimiento de las Aguas hasta la aparición de las cimas de los montes: 74 días (Gen. 8: 5).

v Espera de Noé en el arca con las montañas a la vista: 40 días (Gen. 8:6).

v Noé suelta un cuervo (Gen. 8: 7).

v Noé suelta una paloma: 7 días (Gen. 8: 9).

v Noé suelta otra paloma: 7 días (Gen. 8: 10).

v Noé suelta una tercera paloma: 7 días (Gen. 8: 12).

v Noé sube al puente. Aparece la tierra: 29 días (Gen. 8: 13).

v Espera de Noé en el Arca (Gen. 8: 14).

v Noé sale del Arca: 56 días (Gen. 8: 15-18).


TOTAL: 377 Días.




Estos factores considerados juntos, crean un misterio que hoy confunde a los hombres de ciencia. La forma repentina en que sucedió todo, aún hoy desconcierta a los mejores paleontólogos, porque en lugar de tener ahora esa riqueza de fauna y flora, la corteza terrestre se halla actualmente llena de incontables restos fósiles de esa vida primitiva, incrustados en las formaciones rocosas de la tierra post-diluvial.

¿Qué evidencias físicas encontramos en el mundo actual que nos hable algo con respecto a los acontecimientos del Diluvio?

Sabemos que los rasgos más notables que tenemos con respecto a la catástrofe del Diluvio, son los fósiles que encontramos en los sedimentos depositados en las cámaras subterráneas de la tierra. Generalmente, animales y vegetales en las condiciones comunes, estarían en estado de putrefacción, pero en los hallazgos han quedado depositados hojas que todavía conservaron la clorofila verde. Insectos, hermosamente coloreados, con la parte blanda del cuerpo, incluyendo el contenido de los intestinos preservada intacta. Normalmente, esas materias se descomponen o cambian de color pocas horas después de su muerte, lo que demuestra que su preservación en un medio aséptico debe haber sido repentina y total.

Pero hay más aún. A fines del 1960, durante la evaluación de una de las más interesantes expediciones en busca del arca, uno de sus participantes, el Dr. Arturo J. Brandenberger, profesor de fotometría de la Universidad de Ohio, EE. UU., recibió una carta de Jorge F. Dodwell, astrónomo emérito del gobierno del sur de Australia y director del Observatorio de Adelaida.
Escribiendo acerca de esa reciente expedición a Turquía, Dodwell declaró:

"Estoy especialmente interesado en tan notable resultado, porque durante los últimos 26 años estuve realizando una extensa investigación de lo que la astronomía conoce como la variación secular de la oblicuidad elíptica. Y de un estudio de las antiguas observaciones disponibles, de la posición del sol en los solsticios de los últimos 3 mil años, encuentro una curva que, después de considerar todos los posibles cambios, muestra una típica curva exponencial de recuperación del eje de la tierra, que ocurrió después de un cambio brusco de la anterior posición vertical hasta llegar a una inclinación de 26,5°, de la cual volvió a un equilibrio de la actual inclinación de 23,5°, lo que ocurrió durante los 3194 años transcurridos hasta el año 1850 d.C."