Descifrando el significado oculto de la Cruz Ankh

La cruz Ankh, según defienden algunos estudiosos y egiptólogos, era uno más de los símbolos de la religión egipcia, que probaban su posterior evolución hacia el origen de la religión cristiana.

Sin embargo, pudiera ser que la cruz Ankh no tuviera nada que ver con el cristianismo y tener otro significado mucho más terrorífico...

La cruz ansada egipcia, uno de los amuletos más importantes del Antiguo Egipto, era la representación simbólica de la vida.
Una mágica cruz con forma de llave, que portada por los dioses, abría el camino a la Vida Eterna.
El sello divino de la Eternidad de los dioses, al que todos los mortales egipcios también querían acceder.

EL ORIGEN DE LA CRUZ Y SU RELACIÓN CON VENUS

Primeramente veamos el origen mitológico de la cruz normal en los primeros tiempos de la Historia, ya que el signo de la cruz no es nuevo ni inventado por la religión institucional y oficial de Roma, que en el fondo revivía los mismos mitos paganos tradicionales, camuflados ahora bajo apariencia cristiana.

Roma, bajo formas cristianas, fué el relevo de las religiones paganas de Egipto y después de Grecia.
Cuando decimos Roma, nos estamos refiriendo tanto a la época anterior a la oficialización del cristianismo, como a la época posterior, ya que los sustratos esenciales e iconos religiosos fueron los mismos, solo que ahora barnizados de cristianismo.
¡Ahí es nada!...

Pero remontémonos a los comienzos, cuando según las Escrituras Noé engendró a Cam, Cam a Cus, y Cus a Nimrod o Ninus. (Se cree que Nimrod y Ninus eran la misma persona).
Nimrod fué quien fundó Babel. Y Nínive fué fundada por Nimrod.
(Nínive significa "habitación de Ninus").

La trinidad pagana de la adoración al Sol o Satanás la formaban los dioses: Baal, Astarté y Tamuz.

La mitología dice que Ninus, quien tenía una esposa llamada Samárides, fué asesinado y su espíritu inmortal fué al Sol. Allí se convirtió en BaalShaman, dios de los cielos. Después su espíritu regresó a la Tierra a través de un rayo, encarnó en el seno de su esposa y ella dió a luz un hijo llamado Tamuz, quien nació el 25 de diciembre.

Se dice que Samárides al morir fué a la Luna, y fué adorada como Astarté.
Cuando Tamuz murió fué a la estrella de oriente, Venus. Por eso se ha relacionado siempre el símbolo pagano de la cruz con el planeta Venus.
Los paganos creían en la inmortalidad del alma, y pensaban que al morir, iban a un planeta o estrella.
Los paganos durante sus romerías, cogían unas maderas y las ponían forma de T, cruz Tau, que simbolizaban a Tamuz, ya que su nombre empezaba por T.

A Tamuz, dios del fuego, le ofrecían todo lo primero, la primera cosecha, el hijo primogénito, etc...Colocando al hijo o la ofrenda, lo quemaban ofreciéndolo al Sol. Este es el origen de la cruz y desde el principio estuvo asociada con Venus.

Algunos investigadores relacionan al mismo tiempo el signo de la cruz con dos palos, que cruzados, se frotaban para producir el fuego.

La crucifixión de Jesús precisamente en una cruz era pues el mayor insulto. Si bien no hay acuerdo entre los filólogos y estudiosos que defienden que Jesús fué colgado en una cruz y entre los que argumentan que fué clavado a un madero, de lo que no cabe duda es de que antes de que viviera Jesús, el signo de la cruz ya existía y era un símbolo mágico y pagano conectado con el mundo de las Tinieblas.


LA CRUZ EGIPCIA ANKH

Sabemos que en las lecturas de los jeroglíficos, este símbolo es traducido simplemente como "vida", y que aparece junto a otro signo jeroglífico que significa "Dar".

Pero queremos ahondar más en su verdadero y profundo significado .
Después de muchos milenios de misterio oculto...,¿Qué puede representar la llave "Ankh"?

Ankh es un símbolo muy popular en el Antiguo Egipto.
Combina los símbolos de Osiris y de Isis, y es el símbolo de la "Inmortalidad".
Por ello, a menudo, aparece portada por las manos de los dioses egipcios en numerosas representaciones y esculturas, como los dadores o intermediarios en ofrecer la Eternidad.

Esta cruz, que también tiene algunos de los significados de la cruz celta, es asida por los dioses por su parte ovalada, en vez de por el lógico "mango", como si en realidad estuvieran manejando una "LLAVE" mágica, capaz de entrar en los misterios del Cielo y de la Tierra.


En un sentido macrocósmico, El Ankh puede representar el Sol, el Cielo, y la Tierra.

El círculo superior, sería el Sol. La línea horizontal la Tierra. Y la línea vertical, el Cielo.
La línea vertical comunica y pone en contacto a la Tierra y sus seres mortales con el plano superior y ascendente del Cielo, el cual termina en el nudo mágico u óvalo del Sol.


El Sol o Ra, la gran divinidad egipcia, ya hemos interpretado en otras ocasiones lo que significa. La adoración del Sol en Egipto, así como en otras culturas ancestrales, como las precolombinas de América, está relacionada con el dios del oro y del fuego. Eso, dicho así, en lenguaje ocultista y esotérico, queda ahí camuflado y puede que no nos revele gran cosa.

Pero quitando el camuflaje ocultista y dicho más claramente, el Sol representa a El Diablo. Por eso, dentro de las sectas satánicas, uno de los símbolos que siempre se han utilizado, y se sigue utilizando, es la representación del Sol, el Ojo que todo lo vé, y que también queda representado perfectamente ese "Ojo" en el óvalo de la cruz Ankh.

La cruz egipcia, en forma de "árbol de la vida eterna", está situada en el centro místico del Cosmos. Es un puente o escalera por la que las almas se prolongan hacia la Eternidad. Es una conjunción de contrarios, porque chocan el Cielo contra la Tierra. También tiene el sentido del encuentro entre lo masculino y lo femenino. Y es la conjunción entre el elemento activo y el pasivo. Conjunción entre lo positivo y negativo, lo superior e inferior, y entre la vida y la muerte.

En la cruz ansada, el Sol desciende hacia la superficie, penetrándola hasta el infinito. Es el vivir permanente "Nem Ankh", tan perseguido, tan ansiado por los egipcios, y al mismo tiempo asociado con los conceptos de Felicidad, Salud, y similares.
En definitiva, la llave mágica es el "Sello de la Vida", Vida Eterna.
Y la vida eterna está unida y equivale a otra gran idea:
Ankh es la llave de la Eterna Juventud.

En su sentido microcósmico, La cruz Ankh puede considerarse también como un nudo mágico que forma una combinación de elementos que originan un individuo, lo que ratifica su carácter de signo vital. El óvalo o Sol representa la cabeza, la línea horizontal los brazos y la línea vertical el cuerpo.

Se relaciona también con el Sexo y la fertilidad. Donde el sexo femenino sería representado por el óvalo y el masculino por la línea vertical.
Desde el principio de la vida, emanada por el dios Sol, surge una estirpe divina prolongada y evolucionada a través de la reproducción sexual.

Por eso la cruz egipcia viene a expresar también el deseo de: "Toda la vida y todo el poder para el Faraón"


En el mundo de la Magia, de la hechicería y de las pócimas secretas, el amuleto Ankh es también conocido como "La Cruz de Venus", y está asociado a la reproducción sexual y la vida, y postula que al portar ese mágico objeto, pretende conseguir una capacidad de reproducción; se trata de la "Multiplicación" de posibilidades, bienes, dinero, etc...

Venus, el planeta de la sensualidad, del sexo, y de la reproducción, queda ligado a la cruz Ankh.
Ankh es el árbol de la vida, pero no en su sentido espiritual, sino físico, ya que en realidad es el "Arbol fálico de la vida".

Y por último, dentro de la Mitología, se dá una última acepción a La cruz Ankh denominándola como la "Llave del Nilo", porque según algunas creencias, el matrimonio sagrado de los dioses tenía lugar durante las crecidas anuales del río Nilo.


En la imagen superior, en la que se muestra uno de los grabados egipcios, la cruz Ankh viene de la "mano" de la serpiente uraeus, quien desciende del disco solar.
En el otro grabado inferior, la llave Ankh es ofrecida por el dios chivo Amón, representado en el cetro.
Tanto la Serpiente, el Sol, y la representación del Macho Cabrío hacen referencia al Diablo.


El planeta Venus también es conocido como el Lucero del Alba, o estrella vespertina, ya que al encontrarse tan cercano al Sol, sólo puede verse al amanecer o al atardecer.

Después del Sol y la Luna, Venus es el tercer objeto más brillante en el Cielo, y no la estrella de Sirio. Aunque algunos investigadores han identificado a Sirio como el Lucero del Alba, esto no es correcto, ya que en efecto, el Lucero del Alba siempre ha sido y es inequívocamente Venus, entre otros por esos 2 motivos:
1.- Porque sólo puede verse al amanecer.
2.- Porque es el tercer cuerpo más brillante del firmamento.
Esto no anula en absoluto que la estrella Sirio tenga también un papel fundamental y muy enigmático en la cultura y religión de Egipto.

El símbolo astronómico del planeta Venus es éste que aparece junto a esta imagen del Lucero del Alba, demostrándonos que tiene una evidente similitud con la cruz egipcia.


El nombre de "Lucero del Alba" se corresponde con el de "Estrella de la Mañana", que es el nombre que se le dá a Satanás en la Biblia, concretamente en el libro de Isaías, capítulo 14, versículo 12:
"¡Como caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la Mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitas a las naciones".

También tenemos una segunda referencia en la Biblia acerca de Satanás, identificado como el Hijo de la Mañana o Lucero del Alba. Está en el libro de Apocalipsis, capítulo 8, versículo 10:
"El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas".

La Biblia, confirma, pues, por su parte, que de alguna manera, el Diablo está relacionado con el planeta Venus.

La llave Ankh o cruz de Venus, tras la crucifixión de Jesús, probablemente evolucionó bajando ligeramente su línea horizontal para acoger la cruz invertida, con lo que actualmente nos seguimos encontrando con las dos formas casi idénticas, la antigua y la actual.


Entre los significados que tienen los pechos maternales del Diablo está el apego a la madre tierra, o lo que es lo mismo, el culto a la pachamama.
Madre Tierra o Pachamama, más que la interpretación corta de un interés ecológico por la tierra, en el fondo es el apego a la carne y al mundo físico.
¡Queda la tierra, ya que las legiones de Lucifer fueron expulsadas del Cielo....

El diablo así es el epicentro de la matriz de donde se procrea la estirpe "divina", mediante reproducción sexual. Y por extension es el dominio sobre una humanidad que tiene encadenada desde que se la arrebató a Dios en el Edén.

Los seres humanos poseen un poder muy grande que siempre fué codiciado por el Diablo y los seres de las tinieblas: "los mortales pueden reproducir su especie, mediante la procreación sexual".

Algunas peculiaridades astronómicas del planeta Venus a tener en cuenta:

Venus es el planeta más cercano a la Tierra. Una atmósfera espesa y nubosa oculta su superficie de la observación directa.
En la planicie de Lakshmi, se encuentra el cráter Cleopatra, el punto más alto del planeta.
Venus, al contrario que los demás planetas que giran al contrario del sentido de las agujas del reloj, es retrógrado, y gira en el sentido de las agujas del reloj.

Para ver la puesta del sol hay que esperar 243 días, siendo el día más largo que el año, durando éste último 225 días.
El volcán Sacajawea tiene 233 kms de diámetro y se encuentra ubicado en la tierra de Ishtar, que en la mitología babilónica, era la reina de la luna y del lucero del alba.
El horizonte es siempre brumoso y oscuro, con un ambiente abrasador, ya que la atmósfera del planeta es tan densa que crea el efecto invernadero, alcanzando temperaturas de 500ºC
¡Un auténtico Infierno!...


(Volcán Sacajawea en Ishtar, Venus)
Gran parte de la superficie del planeta está recubierta de granito y rocas de tipo basáltico, dos elementos que casualmente se utilizaban con mucha frecuencia en las construcciones de Egipto.
Las estatuas y construcciones egipcias requerían materiales muy especiales en el país de la Alquimia, ya que una de las formas en que se materializaban los dioses o demonios era por medio de estatuas custodiadas en los sancta-santorum de los templos egipcios, una técnica revelada por expertos como Sinistrari, célebre demonólogo del siglo XVI.


Quizás, haya una implicación de Venus en el Antiguo Egipto mayor de lo que se ha pensado hasta ahora.


Deseaba yo encontrar la prueba material que demostrase la relación entre la cruz egipcia, Venus y el Príncipe de las Tinieblas, cuando tiempo después, en el momento y lugar más insospechado, creí darme de bruces contra ella. Allí estaba aquella figura, al otro lado de la vitrina... Me hice con ella para guardarla y a partir de ese momento, la incorporé a la Colección de objetos raros, curiosos y reliquias de Are@.


Esta imagen representa el símbolo mágico y astronómico de Venus, con forma similar de cruz Ankh, y demuestra su vinculación al Diablo y al Satanismo, ya que si nos fijamos con atención, la parte inferior del símbolo forma una cruz invertida, en donde yace un cristo boca abajo.


El cristo invertido, claro símbolo satanista, queda sometido por el óvalo o círculo superior de arriba, que naturalmente significa el Sol, símbolo del Diablo, el cual según la representación es el gran dios.

¿De verdad se puede afirmar que las representaciones del Sol, la serpiente uraeus y el Chivo Amón obedecen a unas puras e inexplicables casualidades?
¿No son éstas demasiadas casualidades y no estaríamos con ello forzando demasiado el fenómeno aleatorio del azar y despreciando temerariamente al mismo tiempo todas las evidencias probatorias de las que disponemos?...

Mi conclusión final es que la cruz actual sí puede proceder o procede de alguna manera de la egipcia Ankh, y sobre todo de la cruz pagana Tau, pero eso no cambia nada, ya que el signo no es cristiano sino pagano.

Creo que la cruz egipcia, a diferencia de lo que opinan algunos expertos e investigadores, sí forma parte de una misma evolución junto a las formas de cruz en Tau y la cruz actual, pero este signo esotérico y venusiano, en todas sus múltiples formas, incluída la posterior cruz templaria, no tiene nada que ver con el mensaje cristiano, ni con Jesús de Nazareth, ni con los cristianos ni con el auténtico cristianismo, puesto que ambos conceptos son antagónicos y contrarios.

Jesús y los cristianos no crearon el signo pagano de la cruz, ni en Tau ni en Ankh, porque esos símbolos esotéricos ya estaban creados, y aunque se les quiere identificar con estas cruces, en realidad fueron sus víctimas, como víctimas fueron también otros muchos cristianos de las garras de los leones en los circos romanos.

Cuando vivía Jesús ya existían esas cruces. De la misma manera que cuando vivía Jesús en la Tierra, existían ya también los libros apócrifos, algunos de ellos que se referían al Viejo Testamento.
Actualmente, al igual que con Jesús, esos símbolos siguen coexistiendo con nosotros, pero eso no quiere decir que nosotros hayamos sido sus creadores.

Y desde mi punto de vista, todo ello constituye una prueba más de que el genuino y puro cristianismo no se originó ni evolucionó nunca a partir de Egipto.